domingo, 29 de marzo de 2020

¡FELIZ DOMINGO!



Hoy es domingo. En circunstancias normales, el fin de semana es siempre algo especial; de hecho todos los lunes lo comentamos en la asamblea de la mañana, después lo dibujamos, y queda como un recuerdo hasta el lunes siguiente.

Hagamos del día de hoy algo que lo diferencie del resto de días de la semana: un baile, un postre, un teatrillo en familia, una videollamada con los que están lejos...

Que mañana recordemos el día de hoy como algo diferente.
Y así, pasito a pasito, cada minuto.
Nos vemos...




Feliz Domingo en familia! #1158 - Imágenes Dias de la Semana

sábado, 28 de marzo de 2020

CONTAGIO DE AMOR


No sé para las familias, pero para nosotras, las profes, el día de ayer fue intenso, a tope de emociones.
Un par de días antes, alguien tuvo la idea de preparar un pequeño vídeo para saludaros, para tratar de saltar por encima de los impedimentos físicos y sentiros, sentirnos, cerca.

Rápidamente, nos pusimos todos en contacto, preparamos unas fotos, lo montamos...
y ahí tenéis el resultado. Cuando empezamos a verlo el comentario era unánime. Quien más quien menos había dejado escapar alguna lágrima, si no un torrente... Qué emoción también para nosotros vernos, la ilusión que cada uno había puesto, con sus medios, a toda velocidad, para haceros llegar nuestro mensaje. y saber que vosotras, familias, estarías ahí, al otro lado, compartiendo nuestros deseos.

Un gusto saber que, en situaciones difíciles, lo que prima es el amor.

Hasta mañana...





viernes, 27 de marzo de 2020

YA FALTA MENOS...



Hace dos semanas ya que nos separamos, creyendo que este tiempo de espera iba a ser breve. Hoy, quince días después, seguimos en nuestras casas, en la confianza de que pronto nuestras vidas puedan volver a la normalidad, poniendo todo de nuestra parte para que así sea.

Como todos sabéis, la escuela ha puesto a vuestra disposición multitud de recursos y propuestas de actividades para tratar de mantener, en la medida de lo posible, el aprendizaje, y para ayudaros con vuestros hijos e hijas mientras dura el confinamiento.

Pero además, desde esta página, yo quiero acompañaros un poco cada día. Así nos sentiremos más unidos, y nos acordaremos unos de otros.
Ya no puedo contaros nuestras emociones y vivencias -que dan título a este blog- en el aula, puesto que no estamos ahí... pero sí reflexiones, recuerdos, esperanzas e ilusiones.

Este espacio, pues, pasa de semanal a diario, hasta que nos veamos de nuevo.

Si además alguien desea comunicarse directamente conmigo, dejo aquí mi e-mail (ainzua4@gmail.com).  Escribidme siempre que tengáis ganas, con lo que os inquiete, o simplemente, para saludar. Estaré encantada de recibir vuestros mensajes.

Y como ya ha llegado la primavera, os dejo con una canción algo antigua, que un día bailamos en clase.
¡Ánimo!
¡A bailar!


sábado, 14 de marzo de 2020

YO ME QUEDO EN CASA



En el idioma chino, los caracteres de la palabra "crisis" tienen dos significados: peligro, pero también oportunidad.
La llegada  de este virus nos ha pillado por sorpresa a todos. Los habitantes del llamado "primer mundo" estamos acostumbrados a ver este tipo de problemas como algo lejano, de otros, de lugares pobres y sin recursos. Nos apenamos, ayudamos un poco, a veces... y lo olvidamos.
Pero ahora lo tenemos aquí al lado. Es  el momento de comprender la necesidad de  ser solidarios, de darnos cuenta de que somos una pequeña parte privilegiada de la humanidad. Es el momento de cambiar nuestras miradas y celebrar que somos todos hermanos.

Las familias de nuestra escuela nos están dando ejemplo de cordura y organización, ayudando desde el primer momento y asumiendo esta situación excepcional.

Aquí os dejo un vídeo que desde el alumnado de cuatro años, han comenzado a realizar. No están todos, por la premura de la situación, pero seguirá creciendo. Estad atentos a la página web del colegio.

Desde el profesorado, gracias por vuestro esfuerzo y comprensión.
Nos vemos pronto.


domingo, 8 de marzo de 2020

SI LES DAMOS VOZ



Las personas mayores estamos acostumbradas a ser quienes hablamos, y a pedir silencio a los pequeños. Pero es interesante darles la oportunidad de contar, a su manera, lo que saben, lo que quieren compartir con el resto. Ponernos delante de un grupo más o menos numeroso es algo que cuesta, ahí está ese "miedo escénico" que a todos nos asalta cuando tenemos que hablar ante un determinado público.

Está muy bien entrenar a chicos y chicas, desde pequeños, en esa habilidad, para que se sientan capaces de comunicar sus intereses, y sobre todo, para hacerles saber que lo que cuentan nos importa de verdad.









sábado, 29 de febrero de 2020

MIDIENDO EL TIEMPO CON NUESTRO RELOJ DE AGUA



Cuando queda poco tiempo para cambiar de actividad y estamos sentados en asamblea,  a la espera -hora del recreo, de comer...- suelo explicarles que faltan diez, cinco minutos, mirando al reloj de la pared. Un niño comenzó a explicarnos, a su manera, la hora. Nos dimos cuenta de que hay tres agujas: dos más negras, una grande y otra pequeña, que tardan en moverse, y otra finita que va más rápida y da pronto la vuelta entera al reloj.

Así, comenzamos a hablar de las formas de medir el tiempo. Aprendimos que para que diera una vuelta completa, teníamos que contar hasta sesenta, y que contando cinco veces la aguja grande se movía al número de al lado.

Pedimos prestado a la clase de tres años un reloj de arena, y observamos su funcionamiento. A partir de ahí, hemos hecho varias intentonas, con dos botellas invertidas metiendo sal, primero. Como veíamos que se quedaba atascada elaboramos diferentes hipótesis y fuimos cambiando el contenido: arroz, y finalmente, agua.

El reloj de agua nos ha dado mejores resultados, aunque hemos tenido que ir ajustando la cantidad y el agujerito por el que pasa. También el problema de algún escape de agua, solucionado con más cinta adhesiva.

Ahora, calculamos cuánto tiempo son tres minutos -la medida que tiene el reloj de arena prestado- utilizando los dos al mismo tiempo, y dando vueltas al nuestro hasta terminar el de arena. Ahora sabemos que cuando le hemos dado diez vueltas consecutivas, han pasado tres minutos.

¡Y ya podemos ponernos en la fila para salir con las mamás !


domingo, 23 de febrero de 2020

A CORAZÓN ABIERTO



Durante  la infancia,  todo lo que hacemos está cargado de intensidad. Desde momentos de enfado y frustración, hasta la emoción sublime de tener un corderito en brazos o bailar sin tapujos y con alegría.

Estas emociones "a corazón abierto" son todas buenas, para crecer, ellos y para conocerles, nosotros, personas adultas que estamos acompañándoles cada día. Si les dejamos apertura para expresarse podremos ayudarles y estar a su lado en este tramo tan importante de la vida.